jueves, enero 26, 2006

Siento no poder escribir pero...

...el médico me lo ha prohibido.

No, no se trata de que al médico tampoco le gusten mis extrañas diarreas mentales, simplemente que el domingo me rompí la muñeca esquiando (se me salio el hueso y todo, vaya folklore) y la escritura es un ejercicio que, de momento me está vedado.

De hecho, escribir este pequeño párrafo ha conllevado un dolor casi insportable. Pero lo hago por ustedes, fieles lectores, para que sepan la estima en la que les tengo.

Estaré de vuelta cuando esto deje de dolerme.

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Por eso hay tan pocos escritores esquiadores.

Zhalim dijo...

Generalmente uno esquiando se rompe más la parte inferior del cuerpo, léase de cintura para abajo.

Aunque claro, los hay que escriben con los pies y éstos también tendrían grandes problemas.

Pero como para mí (y en vista de la cantidad de gente que había en las pistas, para muuuuuuchas otras personas) el esquí es el paradigma de la libertad, tendré que intentar compatibilizar las dos aficiones.

Dificil me resultará...

P.D: ¿Lovecraft no era esquiador no?

Eduardo dijo...

Cierto lo de la cintura para abajo. Mis lesiones esquiadoras se localizaron en un tobillo y la rodilla. Afortunadamente hoy día disfruto de no esquiar como paradigma de mi libertad.

Zhalim dijo...

Pero mis caídas son tan espectaculares que la pista se paraliza por la gente riéndose.

Por eso soy capaz de sacarme huesos de la mitad superior del cuerpo :)