jueves, enero 12, 2006

Enlaces interesantes

No me he olvidado de mi blog, ni de esos cuatro lectores despistados que de vez en cuando se pasan por estas páginas, leyendo las letras que mis dedos teclean, con fluidez, durante mis interminables jornadas laborales con poco o nada que hacer.

Lo único que ocurre es que sentimientos demasiado íntimos bullen en mi interior, impidiéndome sentir cosas que si podría contar. Un escritor que se precie no debería ocultar sentimientos: sus escritos son reflejos de su alma. Pero me tendrán que disculpar estos celor por preservar mi intimidad: después de todo, yo no soy un escritor.

Pero, para ofrecer algo atractivo (por una vez en este mi blog) les voy a recomendar algunos enlaces que he descubierto en mis vagueares sin rumbo por la red virtual que nos une, a ustedes y a mi en un todo que podría llegar a considerar místico o incluso religioso si no fuera yo uno de los que contribuye a crearla y a expandirla.

La indudable revelación de este principio de año ha sido Salidas de Emergencia, donde un magnífico escritor demuestra un soberbio manejo de nuestra querida lengua castellana. Podría parecer pedante, pero la ironía y el sarcasmo que demuestran sus textos han hecho que sea el único ESCRITOR (así, con mayúsculas, como los grandes) que se puede permitir criticar El Código da Vinci (que ahora esta muy de moda. La crítica, no el libro).

No menos impactante, pero por otras razones, ...hmmm...,el blog de Javi Moya. Uno de los blogs mas leídos en castellano, maldita la falta que le hace que yo le enlace en este mi humilde blog. Pero sirva esta mención de sentido homenaje a los buenísimos ratos que me ha hecho pasar (y lo que le queda, porque no se le ven ánimos de parar) gracias a sus links a páginas cada vez más estrambóticas, bonitas, divertidas o en ocasiones escatológicas; su capacidad para encontrar los juegos flash más adictivos y esos videos de adolescentes hormonadas bailando delante de una webcam. Gracias por seguir haciendonos perder productividad laboral: los que nos aburrimos te lo agradecemos.

Pilimindrina, una bióloga que no sabe estarse quieta. Una géminis como yo, que ha acabado ganándose mi cariño y aprecio por atreverse a hacer todas esas cosas que me hubieran hecho feliz, pero que nunca hice. Y además sabe contarlo de tal manera que me deja saborear esa vida, que hubiese sido la mia si no fuera tan cobarde.

Y, por supuesto, un recuerdo para la mas querida, la mas adorable, la verdadera artista, la que sabe descubrir la belleza en cualquier parte y mostrárnosla a los profanos, la que sabe capturar el momento del haiku en entradas de blog, porque todo en ella es belleza y armonia: La Petite Claudine, que después de un retiro, ha vuelto y me sigue teniendo a sus pies para lo que guste, aunque jamás me atreva a desvirtuar su bella página publicándole un comentario con mi rudo y tosco manejo del lenguaje. Por favor se lo pido, lectores mios, no dejen de añadirla a su lector de feeds. No todos podemos ser artistas, pero gracias a ella podemos soñar que lo somos.

Para finalizar permítanme desearles que este año sea mejor que el precedente. Volvemos a estar en lo mejor de un viaje: justo al principio con un montón de cosas por descubrir.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Vaya por delante mi agradecimiento por tan equivocadas palabras. Escritores magníficos ha habido muchos, pero no me cuento entre ellos. Por lo demás, no creo haber criticado al señor Brown. Tan sólo he mostrado la envidia que siento ante su facilidad para juntar los millones de dólares que tan bien me vendrían a mí.
P.S. Por supuesto, se aceptan donativos para corrgeir tamaña injusticia.
Saludos.

Zhalim dijo...

Me honra usted, Eduardo, viniendo a curiosear en el blog de este juntaletras con demasiadas aspiraciones para tan poco talento.

Me tendrá que perdonar, pero libros del estilo del Código da Vinci son criticados desde tan variados medios (con razones fundadas) que cansa leer siempre lo mismo. Únicamente usted, con la ironía que lleva cautivándome estos últimos dias (desde que le descubrí) ha sabido arrancarme una sonrisa leyendo lo que yo sigo pensando, pese a su negativa, que es una ácida y mordaz crítica a la literatura de best-seller que inunda las listas de ventas.

Y me reitero en mi opinión: es usted un grandísimo escritor. No se me amilane en comparaciones con los grandes.

Eduardo dijo...

Ay, si usted supiera...